Un trabajador de Avecrem cae al tanque de sopa y allí residirá durante 20 años

9 febrero 2010 por kronfleis en Persons

“Aquí he encontrado mi sitio”. Juan José Cano se muestra así de firme ante las amenazas de desalojo vertidas por la empresa sobre su decisón “tajante” de permanecer en el tanque de sopa al que cayó haciendo su trabajo en la fábrica de Avecrem. “He decidio rehacer mi vida aquí, entre las patitas de pollo”, cuenta el nuevo cetáceo.

El señor Cano nadando feliz en su tanque de sopa

“Estaré aquí al menos 20 años que es el tiempo que me queda para obtener mi jubilación”, explica el ‘hombre-foca’, como ya ha sido bautizado. “Yo estaba moviendo el caldo con la pala y un compañero, Ricardo, me dijo ‘Juanji, tu esposa ha tenido un accidente, se va a morir… yo me sobresalte y caí al caldo hirviendo. Demonios, estaba realmente caliente. Resultó ser una de sus trastadas, pues Ricardo es un bromista. Las quemaduras se extendieron por todo mi cuerpo y estuve dos días sin poder abrir mi ojo izquierdo, pero cada vez que recordamos la anécdota, los chicos y yo nos desternillamos”. El hombre-foca continúa: “Rápidamente pararon la máquina pero les pedí que no lo hicieran. Mi cuerpo se adaptó al calor y el propio caldo hizo que mi organismo produjera curas ‘autoinmunes’, como en ‘House’”.

El comité de empresa, que está volcado con Juan José, pide que le dejen permanecer en el tanque: “Sería un atentado impedirlo y de llevarlo a cabo se trataría de un caso muy claro de ‘mobbing’ laboral”.  “Los muchachos están contentos con Juan y se muestran muy solidarios con él. Nos turnamos para mover la pala y echarle su comida. Ahora come pescado y sus progresos son increíbles. Cada día nos brinda una pirueta nueva. Este chico es fascinante”, agregan.

Ante la cuestión de si es muy higiénico o no mantener a un hombre desnudo nadando en el tanque de sopa el comité se defiende: “Juanji está creciendo mucho como persona y lo que es más importante, nos hace crecer a todos”. “Ahora tenemos descansos. Dos son para almorzar y uno es para ver la coreografía de Juanji.  Ésta es anunciada por megafonía y durante los 10 minutos que dura la exhibición, todos nos acercamos al tanque a ver el espectáculo. Desde entonces los trabajadores están mucho más contentos”.

La compra de ‘Avecrem’ por un nuevo gigante alimenticio ha puesto a Juanji en boca de todos y, de no evitarlo, supondrála salida del ‘hombre-foca’ del tanque. Ojalá que no, ojalá que no.

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Joneame
  • Tuenti
  • Bitacoras.com
  • MSN Reporter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Live
  • RSS
  • email
  • Wikio

¿Te ha gustado esta noticia? ¡Síguenos en Facebook!

Noticias relacionadas... o no:

Comentarios (4)

 

  1. Kevin dice:

    buenísimo joder!! la foto es la polla, casi me muero de la risa, he llorado… por supuesto también por lo que le pueda pasar a partir de ahora al pobre Juanji.

  2. Nicol dice:

    Queremos ver la coreografía de Juanji!!! JE JE JE, qué bueno!

  3. Lupe dice:

    Mentira y gorda. Yo trabajaba en esa fábrica y el patrón nunca quería ponerlo por megafonía. Corría la voz y nos juntábamos de estrangis para verle la panza flotando.

  4. Gabri dice:

    Que asco me va a dar el caldete a partir de ahora…

Deja tu comentario