Taxidermista se diseca a sí mismo y no se paga

2 febrero 2010 por jorjo en Persons

Fermín y sus amigos disecados

El popular taxidermista valenciano Fermín Galoca no pudo separar su ferviente sueño y su reputada profesión y acabo completamente arruinado. El deseo de Fermín durante muchos años fue tenerse disecado en el recibidor de su casa, donde tenía un hueco que hacía muy feo, y que mejor adorno que el mismo en una postura chulesca.

Daba la casualidad que él se ganaba la vida vaciando intestinos de animales y transformando sus cuerpos en melodiosas imágenes. Por ello,  un día se puso manos la obra y se decidió hacerse a sí mismo el mejor trabajo hasta la fecha. Empleó numerosas horas de duro esfuerzo y todos sus recursos económicos.

Sudó y, por supuesto, sangró. Al final realizó una brillante y bonita figura.  El problema sobrevino cuando fue a cobrarse a sí mismo. “Me diseque con los brazos en alto, al estilo Rocky y no alcanzaba a coger mi cartera”, comentó resignado el señor Galoca.  Fermín acabó por arruinarse y se quedó con una cara de tonto inmejorable.

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Joneame
  • Tuenti
  • Bitacoras.com
  • MSN Reporter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Live
  • RSS
  • email
  • Wikio

¿Te ha gustado esta noticia? ¡Síguenos en Facebook!

Noticias relacionadas... o no:

Comentarios (1)

 

  1. Evika dice:

    Q grande Fermin!!! muy bien hecho chaval asi dejarás de disecar a los animalitos….

Deja tu comentario