Su primera menstruación a los 80 años

29 mayo 2009 por Xabi Luna en Internacional

Ahora que va a ser madre está pensando en dejar de fumar

Tenerife se viste de rojo en la recién estrenada regla de esta adolescente de 80 años. Guillermina Buján, natural de Santo Domingo y trapecista de profesión con el circo ‘Las canas para los viejos’, sonríe porque ya no es la rara de la familia. Repudiada en su barrio natal, emigró de joven porque no soportaba las burlas.

-¿Me da una caja de compresas? Y de paso me puede explicar cómo se ponen.
-¿Para su nieta?
-Noooo, para mí. Es que mire, ayer sin saber cómo, me bajó por primera vez.

Calificada como la ‘bruja sin sangre‘ y esquivada por sus vecinos desde la pubertad por miedo a una maldición, no tuvo otro remedio que huir para acabar sus estudios de circo en París. “No sabéis lo alegre que me siento, es como si volviera a nacer”. Nos confesaba radiante que además se plantea empezar medicina en la Complutense ahora que se ha dado cuenta que la sangre no le da asco.

Mientras juega con un tampax haciendo como si fuera una bolsita de té, charla relajada sentada en la terraza de un bar. “Tendré que empezar a llevar bragas”. Con la soltura de una actriz nos representa la escena de ‘Instinto Básico‘, con fatales consecuencias para nuestro cámara, que aún permanece en la UVI al no haber podido quitar el primer plano a tiempo. Después de una entrevista de lo más curiosa nos despide con un beso y nos adelanta “no sé, quizá tenga un hijo, pero primero quiero viajar un poco”.

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Joneame
  • Tuenti
  • Bitacoras.com
  • MSN Reporter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Live
  • RSS
  • email
  • Wikio

¿Te ha gustado esta noticia? ¡Síguenos en Facebook!

Noticias relacionadas... o no:

Comentarios (3)

 

  1. MARÍA dice:

    Es muy bueno, aún me estoy riendo

  2. carito dice:

    Me gustó, tiene gracia y tiene el condimento justo de delirio, ni más, ni menos.

  3. nicol dice:

    Xabi, un día de estos no me repongo…

Deja tu comentario