Se tatúa un pene en la cara para recordar esos buenos momentos que pasó en campamento

18 abril 2011 por nokiero en Persons

Ricardo, después de ser increpado en la cola de la charcutería

Recordar la magia de los campamentos de verano cada vez que se mira al espejo. Bajo este precepto ha actuado el bueno de Ricardo Mesonimia, quien harto de no sentirse joven decidió pasar a la acción y tatuarse un pene en plena frente al más puro estilo old school, tal y como le solían dibujar sus compañeros de campamento en cuanto se quedaba dormido.

Es feliz y se le nota. Ricardo vuelve a lucir una sonrisa juvenil, un rostro envidiable, como si todo el día brillase el sol y los pajaritos cantasen con alegría y desparpajo. Cansado de una vida rutinaria limitada a su trabajo como fontanero calefactor y a enceparse la hudra sin pasión, este titán quiso dar un giro total a su vida y vaya si lo hizo.

“Me acuerdo cuando me despertaba en la tienda de campaña y todos se despollaban a mi lado cuando me miraban. Yo era el protagonista y todos reían como mandriles. Era genial”, comenta Ricardo entre risas. “Me miraba al espejo y me decía ‘vaya, me la han vuelto a jugar’”, rememora mientras saborea un sándwich de chorizo y mermelada.

No obstante, el pene en la cara no era la única broma recurrente de sus amigos. “Una vez me afeitaron las cejas, también solían atarme los cordones de las zapatillas, pegarme los dedos con Super Glue… ¡qué risas entre todos cuando me quemaron el pelo y yo ahí gritando!”, disfruta contando este zamorano de 43 años quien no ha vuelto a ver a su mujer después del polémico pero ingenioso tatuaje. “Me dejó una notita en la que ponía ‘Eres gilipollas, Ricardo’”, indica sobre este último incidente mientras le acompañamos al Inem. Sí, también le echaron de su trabajo.

“Son cosas que pasan. La gente hay veces que no entiende lo que he hecho, algunos incluso me tiran piedras por la calle, pero generalmente sonríen y sé que es por mi culpa, y eso es algo maravilloso”, alardea mientras desempolva su traje de dinosaurio con el que hoy saldrá a la calle. Ayer lo hizo vestido de Rey Mago Baltasar. Original tipo este Ricardo, quien asegura que si no encuentra trabajo pronto se dedicará a abrir el primer bar para ardillas del país. Buena suerte, Ricardo, y nunca pierdas esa sonrisa.

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Joneame
  • Tuenti
  • Bitacoras.com
  • MSN Reporter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Live
  • RSS
  • email
  • Wikio

¿Te ha gustado esta noticia? ¡Síguenos en Facebook!

Noticias relacionadas... o no:

Comentarios (1)

 

  1. [...] Se tatúa un pene en la cara para recordar esos buenos momentos que pasó en campamento http://www.enviadoespecial.es/se-tatua-un-pene-en-la-cara-para-r…  por Jorge1982 hace 2 segundos [...]

Deja tu comentario