Se implanta un suave pelaje de poni para poder ser acariciado por niños y mayores

6 mayo 2010 por kronfleis en Persons

Un alicantino de 48 años de edad se ha implando un suave pelaje de poni para ser acariciado por todos y poder llevar así la felicidad a los niños y mayores de su pueblo. Merolles, que así es como se llama el recién implantado, ha llevado a cabo esta estrambótica operación por el bien de los suyos. “Quería gastar el dinero de la lotería en un fin noble y no hay nada más noble que un poni. Ante las dificultades de alojar a los ponis y acomodarlos con este clima, decidí que sería yo quien bajaría a dejarse acariciar y jugar con los niños”.

Merolles ha hecho feliz a los suyos y se muestra orgulloso de ello

Pero parece ser que su decisión no fue casual. Juan Pablo Galea, empresario dedicado al sector de la construcción, tuvo algo que ver al respecto. Según vecinos de la zona, el ya conocido por todos como ‘mi pequeño poni’, pudo haberse dejado influir por las palabras de Juan Pablo. Éste podría haber conseguido que Merolles gastara todo su dinero en una complicada operación de implante de pelaje equino en su espalda.

El empresario se explica: “Mi hija padece una enfermedad muy peculiar y el médico nos recomendó mucho sol y naturaleza. Pensé en llevarla a aquel rancho donde susurran a los caballos pero no podía permitírmelo, fue entonces cuando me hablaron de Merolles y aquí estamos. Mi hija le susurra todos los días  y le acaricia el pelaje de su espalda. Está evolucionando mucho”. Merolles añadió: “Para mí es muy gratificante hacer sonreír a un niño. No hay nada mejor que la sonrisa de un niño”.

La enfermedad, que consiste en una irremediable incontinencia para emitir insultos de forma compulsiva, hace aún más heroica la labor de Merolles. “Es duro escuchar cómo una niña de 7 años te susurra a diario: ‘Hijo de puta te vamos a matar. A ti y a todos los de tu especie, No vales nada, hijo de puta’. Es difícil, pero le hace sonreír”, afirmó el hombre equino mientras saltaba de alegría por dos azucarillos recibidos.

El empresario respondió a las duras críticas que le acusan de aprovecharse de un pobre diablo para curar a su hija: “’Mi pequeño poni’ es feliz y mi hija progresa. ¿Dónde está el problema? ¿Es que un subnormal no puede trabajar ni ser feliz? Si hay gente que tiene el prejuicio de pensar esto, apaga la radio que me bajo… ¿Es que estamos todos locos o qué? ”.

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Joneame
  • Tuenti
  • Bitacoras.com
  • MSN Reporter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Live
  • RSS
  • email
  • Wikio

¿Te ha gustado esta noticia? ¡Síguenos en Facebook!

Noticias relacionadas... o no:

Comentarios (1)

 

  1. [...] ayer como cierto el rumor que muchos ya sabían. Buenafuente va al baño montado en poni. Tiene un animal de suave pelaje que utiliza solo para transportarse al [...]

Deja tu comentario