Sale ileso de un tiroteo gracias a un ataque epiléptico

26 mayo 2010 por Coco en Persons

Andoni Meyer podría ser tu padre

  Andoni Meyer Vidriera natural de Fuentemilanos, Segovia, pudo escapar sano y salvo gracias a su epilepsia de un tiroteo entre  dos bandas callejeras. Los acontecimientos ocurrieron el pasado martes 18 de mayo cuando Andoni paseaba por el newyorkino barrio del Harlem y se vio inmiscuido en una brutal reyerta entre pandillas rivales.

Según testigos presenciales, las bandas denominadas como ’Chiripitiflauticos’ y ‘Los Malutos’ se apostaron a ambos lados de la calle del barrio con diversas armas de fuego. Nadie reparó en la presencia del Sr. Meyer que deglutía una napolitana con esmero y  en ese mismo instante se encontraba en medio del inicio de la balasera.

El agente Jhon McMillan explicó a los medios: “Fue increible. Cuando le iban a impactar las balas, empezó a esquivarlas con movimientos indescriptibles…lo de la espuma por la boca pensaba que era para burlarse… qué crack”. Y añadió:  ”Lo que más me impresionó fue cuando en medio de esos retorcimientos apareció con una gabardina puesta, unas gafas de sol y un cinturon en la boca… ¡eh! ¡crack!”

Dos pandilleros hicieron aún más rocambolesca la historia al acabar en urgencias debido a los multiples perdigonazos procedentes de la napolitana que comía Andoni, impactando los mismos en pierna y torax de éstos, sin contar con las distintas ventanas rotas y ruedas pinchadas por el vecindario. Destacar la detención de uno de los más violentos pandilleros, el loco ‘Johni nº 5′.

Al finalizar la escaramuza y calmarse las aguas, el protagonista de la noticia explicó a los policías: “No me acuerdo de nada, pero la la boca me sabe a chocolate”. ¡Grande Andoni!

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Joneame
  • Tuenti
  • Bitacoras.com
  • MSN Reporter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Live
  • RSS
  • email
  • Wikio

¿Te ha gustado esta noticia? ¡Síguenos en Facebook!

Noticias relacionadas... o no:

Deja tu comentario