Ricky Rubio no es rubio

4 octubre 2010 por Coco en Deportes y Entrevistas

Ríos de tinta y multitudinarias tertulias se han sucedido en los últimos tiempos para debatir sobre el verdadero color del pelo del jugador del Barcelona Ricky Rubio. Enviado Especial se ha querido meter de lleno en la agria polémica y ha logrado citarse con el travieso y dicharachero baloncestista  en el Hotel Trance de Barcelona para descubrir su color real de pelo. Esto fue lo que nos dijo:

Efectivamente, Ricky no es rubio pero está de crazy

Enviado Especial: ¡Qué pasa, rubiales!

Ricky Rubio: ¿Cómo?

E.E.: ¿Cómo va todo, Ricky?

R.R.: Pues un poco cansado después del Mundial…

E.E.: ¿Qué te parece una dorada para comer?

R.R.: Umm… bueno…

E.E.: ¿Y una cerveza ruuuubia?

R.R.: Yo agua, por favor.

E.E.: ¿Mechas un poco de agua? ¡Repito!, ¿mechas un poco de agua?

R.R.: … sí… ¿por qué no?

E.E. ¿El sol es amarillo?

R.R.: Sí, eso creo… creo…

E.E.: ¿Tienes algun disco de platino?

R.R.: ¿Cómo?

E.E. Eres rubio, Rubio.

R.R.: No.

E.E: Rubio, ¿eres rubio?

R.R.: … no.

E.E.: ¡Rubio! ¿Rubio?

R.R.: ¡Joder, que no!

E.E.: ¡¿Y esta foto?!

R.R.: ¡Mierda! Estaba en el colegio y todo el mundo me llamaba “rubio” tuve una crisis de identidad y me teñi… ¡joder!

E.E.: Vamos… que no eres rubio.

R.R.: Que no, tío, que soy moreno.

E.E.: Pero lo de que casi te fichan como hobbit para la película de El Señor de los Anillos por tu careto es verdad, ¿no?

R.R: Sí, eso sí. No me cogieron por la altura.

E.E.: Conclusión, que Ricky Rubio no es rubio…

R.R.: Exacto, no soy rubio.

E.E.: ¡Pues hala! ¡A peinarse!

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Joneame
  • Tuenti
  • Bitacoras.com
  • MSN Reporter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Live
  • RSS
  • email
  • Wikio

¿Te ha gustado esta noticia? ¡Síguenos en Facebook!

Noticias relacionadas... o no:

Comentarios (1)

 

  1. De hecho hasta el tal Zapatero ese dicen que no se dedica a arreglar zapatos ni nada así. Ya no se puede uno fiar ni de los nombres de nadie. ¡ Alégrate, Angustias !.

Deja tu comentario