Nace con un pan integral bajo el brazo

28 mayo 2009 por nokiero en Ciencia y Tecnología

Jessico también está al día en cuanto al uso de las tecnologías informáticas

El sentido figurado dejó paso al literal el pasado 12 de junio en el pequeño pueblo onubense de Las Cajas. Tras nueve meses de larga y ansiosa espera, la familia Jiménez Easo sumaba un nuevo miembro, Jéssico, un muchacho que ha llegado al mundo con sorpresas para dar y regalar a su familia y conocidos. Para empezar, un pan integral bajo el brazo. Fuentes cercanas al bebé han confirmado que la profesión de su padre, panadero, podría tener algo que ver en el caso.

El doctor que siguió el proceso de gestación del bebé, Ricardo de Lauros, aún no sale de su estupor: “En las ecografías no vimos el pan, sabíamos que tramaba algo por su mirada, pero jamás pudimos imaginar semejante sorpresa”. Un pan de molde integral de casi 30 centímetros de largo y apenas seis de ancho cortado en perfectas rebanadas y en su punto, ni demasiado blandito ni pasado ni mucho menos mohoso. Su padre apenas tenía palabras para explicar lo ocurrido: “La calidad del pan es suprema, aparte de ser integral y no engordar, el niño se las había ingeniado para incrustarle pipitas peladas de girasol. Es algo maravilloso que en mis años de profesional nunca había visto, aunque me corroe la duda de qué habrá hecho con las cáscaras de las pipas”.

Ésa y otras incógnitas son algunas de las que se pregunta la madre de la criatura, Alicia Easo. “Lo del pan es una anécdota curiosa, pero lo de que naciese vestido con traje y corbata también es ciertamente llamativo… aunque no sé si lo es más el hecho de que supiese ya hablar”. Y es que, efectivamente, Jéssico nació con una elegancia impropia en los bebés (Emidio Tucci ni más ni menos) y con un manejo del lenguaje sublime. De hecho, según confirma el doctor De Lauros, “fue el propio bebé quien se puso el nombre a sí mismo, de ahí la rareza”. Por otro lado, qué se puede esperar de un bebé que habla.

Aunque Jéssico no ha querido realizar declaraciones acerca de su nacimiento, sí ha querido aclarar que la exposición a las radiaciones nucleares en la panificadora donde trabaja su padre no han sido el motivo de su regalo a este mundo. “La receta permanecerá en secreto, pero sí puedo asegurar que el pan lo amasé con el mayor de los cuidados y el proceso de gestación fue ciertamente meticuloso. He de admitir que lo de cortarlo en rebanadas fue bastante complicado”. Tras sus palabras, el muchacho huyó en moto de la prensa. Sí, conducía él.

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Joneame
  • Tuenti
  • Bitacoras.com
  • MSN Reporter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Live
  • RSS
  • email
  • Wikio

¿Te ha gustado esta noticia? ¡Síguenos en Facebook!

Noticias que no tienen nada que ver con ésta... o sí:

Comentarios (1)

 

  1. Inés dice:

    Nokiero, sabes que yo siempre fui fan de Jessico!

Deja tu comentario