“Mi gato me ha arruinado mi carrera como bailarín”

30 abril 2010 por nokiero en Persons

La historia de Nicolás Alfeñique es una historia desgarradora. De desesperación y gritos de angustia ocultos tras una sonrisa falsa hasta el extremo. Este tarraconense de 39 años vive inmerso en una auténtica pesadilla por culpa de su mascota, un gato que le está arruinando la vida.

Nicolás, a pesar de todo, adora a Micho

Micho, que así se llama este deplorable animal, no sólo ha destruido la vida profesional de Nicolás, sino que cada día le sorprende con nuevas trastadas que rozan la barbarie. “Ya cuando le adopté me mordió el dedo meñique, el cual me tuvieron que amputar a posteriori, pero no le di mayor importancia porque al fin y al cabo apenas lo usaba”, comenta nuestro protagonista.

Después el gatito fue creciendo hasta convertirse en una bestia parda. “Aún recuerdo el día en que se comió toda la comida de la casa, llamó a la compañía del agua y a la del teléfono para que cortaran los suministros y me dejó encerrado en casa sin las llaves. Casi muero de inanición pero finalmente volvió como si nada”.

Pero si hay algo que verdaderamente ha destrozado las intenciones vitales de Nicolás ha sido su fracaso en el mundo de la danza, también por culpa de Micho. “Unas veces llamaba a los castings haciéndose pasar por mí y diciendo que no iba, otras me echaba cera en las suelas de mis zapatos para que me escurriese… Un día me embadurnó de betún la cara, me cambió el nombre en el DNI por el de Rey Baltasar y, claro, no me dejaron hacer la prueba… fue terrible, aunque lo peor fue cuando otro día ya directamente se presentó como miembro del jurado de un musical y me votó negativo”.

Nicolás está totalmente hundido y apenado. Entre otras fechorías de su mascota están el despedir al mayordomo de la casa, manipular los frenos del coche, acostarse con la que hoy en día ya es la ex de Nicolás, rellenar el tarro de azúcar con sal día sí y día también o despertarle en mitad de la noche a base de bombas de agua fuerte.

Pero, sin duda, la peor de todas es la última ocurrencia de Micho, que promete llevar a la ruina económica a nuestro amigo: Nicolás está obligado a pagar a su gato para seguir viviendo. Terror y bochorno, tu madre en el horno.

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Joneame
  • Tuenti
  • Bitacoras.com
  • MSN Reporter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Live
  • RSS
  • email
  • Wikio

¿Te ha gustado esta noticia? ¡Síguenos en Facebook!

Noticias relacionadas... o no:

Comentarios (1)

 

  1. Adrián dice:

    Tremendo testimonio el de Nicolás y gran noticia!, sobre todo la frase final XDDDD y luego me quejo yo de que León el gatito de Noelia no me deja dormir y se come los cables… pero Micho es mucho peor, aunque lo del dedo menique no tiene importancia…. Yo mismo me di cuenta ayer que el anular no sirve para nada, alquien utiliza el dedo anular? Pro qué tiene ese nombre? Yo me estoy pensando en quitármelos…

Deja tu comentario