Marchena se pega una patada, se autolesiona y le expulsan

27 abril 2010 por jorjo en Deportes

Carlos Marchena, jugador internacional del Valencia C.F. convirtió en realidad el colmo de todo futbolista leñero por naturaleza, se realizó una entrada a sí mismo costándole la expulsión y una lesión que le mantendrá veinte días fuera de los terrenos de juego. El club piensa recurrir ante el Comité de Apelación la tarjeta roja mostrada.

El protagonista, minutos antes del dislate ocurrido en Mestalla

Sucedió en el estadio de Mestalla, corría el minuto 38 del encuentro de liga  que disputaba el equipo local frente al Deportivo de la Coruña cuando el díscolo jugador natural de Cabezas de San Juan, controló el esférico con majestuosa gracilidad e inició un rápido contraataque. De repente un extraño brote de  bipolaridad apareció, su pierna izquierda vio como la derecha conducía el balón y realizó a la altura de la rodilla una criminal entrada. El público boquiabierto se silencio al momento mientras el dubitativo arbitro no sabía qué pitar. La acción se resolvió con tarjeta roja para el jugador che y libre indirecto a favor del equipo visitante.

En ese momento una locura absurda sacudió el partido. Marchena protestó la decisión airadamente e insistía que el derribado hacía teatro, y prosiguió mientras era atendido por el fisioterapeuta manteniendo una continua actitud carente de todo respeto, profiriendo improperios al colegiado en un elevado tono. Insultos como “desordenao”, “mea camas” o “José Antonio Luque” salían sin parar de la boca del lesionado.

Variopintas fueron las reacciones de sus compañeros al contemplar lo sucedido. David Villa comenzó a afeitarse. Pablo Hernández, por fin, expulso los ojos de sus cuencas. Baraja perdió el caballo de copas. Albelda protestaba a un vendedor de pipas ya que no estaba convocado. Y Cañizares, ex jugador profesional y actual hortera profesional, fibrilo tanto en su puesto de comentarista que se cayó de la silla.

El futbolista de la Roja, asesino a sueldo y cazarrecompensas deportivo, defiende su inocencia y clama al cielo exigiendo mejor rancho en las concentraciones. Por otro lado se encuentra apesadumbrado por su lesión, aunque critica con dureza al estamento arbitral por la tarjeta recibida. Por la tardes hace sudokus vestido de fallera.

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Joneame
  • Tuenti
  • Bitacoras.com
  • MSN Reporter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Live
  • RSS
  • email
  • Wikio

¿Te ha gustado esta noticia? ¡Síguenos en Facebook!

Noticias relacionadas... o no:

Comentarios (2)

 

  1. Silvia dice:

    Muy bueno enano!! Parece que el Enviado vuelve a ser Especial!!

  2. Glorioso. Enorme.

Deja tu comentario