Los hombres-bombilla son recolocados en el mercado laboral

3 febrero 2010 por Xabi Luna en Ciencia y Tecnología y Internacional

Floren Pascual, reubicado como acomodador de cine

¿Qué ocurrió con la generación de los hombres-bombilla? ¿Por qué se les trató como apestados? ¿El genoma de estos seres se parece más al del Wolframio o al de los monos? Y más importante: ¿Qué coño es un hombre-bombilla? La empresa Moltó de juguetes ha sorprendido a los medios con esta noticia, destapando años de rumores sobre si estos seres eran verdad o una leyenda urbana.

En la presentación ofrecida a todos los medios acudió como maestro de ceremonias, Andrés Iniesta, cercano a la transparencia y contento por ser el próximo protagonista de Los Cuatro Fantásticos sustituyendo a Jessica Alba. La empresa Moltó, conocida por lanzar al mercado a Gusiluz el muñeco brillante, ha dado un paso más allá y de una manera solidaria ha decidido dar una oportunidad y recolocar a estos hombres que vagaban sin rumbo por las alcantarillas.

Sergio Chasco, uno de los hombres bombilla nos cuenta cómo llegó a esta situación: “De pequeño me rompía muchos huesos andando con la moto y supongo que tanta radiografía acabó dándome esta luz interior, y no lo digo en sentido espiritual”. Se apagaron las luces y el joven desnudo iluminó todo el escenario, para asombro de los presentes. Andrés Iniesta  le quitó carga al asunto: “Muchas gracias Sergio, no hacía falta que te quitaras el calzoncillo pero el concepto lo hemos pillado”.

Nuevo logo de la empresa que venderá los hombres-bombilla

Varios niños con escotofobia, que no es miedo a los escrotos sino a la oscuridad, posaban felices junto a su hombre-bombilla. “Ya no tengo  miedo a las noches, porque Bombillín, me ilumina el cuarto, aunque a veces me mira la pilila”. El relaciones públicas de Moltó intervino de forma contundente: “No podía soportar que estos hombres, por el hecho de brillar a las noches fueran perseguidos y golpeados con cacas de gato como si fuesen concursantes de Gran Hermano. Se merecen una oportunidad y nosotros se la vamos a brindar”.

Aparte de hacer de Gusiluces gigantes, se les ha visto trabajar como luces de emergencia en grandes superficies, como luces en pistas de aterrizaje, de donde se les ha apartado desde el desastre en el aeropuerto de Londres, donde en plan de broma y con el avión a punto de aterrizar decidieron fingir una pista y cambiarse en el último momento. Aún se busca a los culpables. El primer ministro británico, Gordon Brown, ha propues no encender las luces de la ciudad hasta que se les encuentre.

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Joneame
  • Tuenti
  • Bitacoras.com
  • MSN Reporter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Live
  • RSS
  • email
  • Wikio

¿Te ha gustado esta noticia? ¡Síguenos en Facebook!

Noticias relacionadas... o no:

Comentarios (2)

 

  1. Nicol dice:

    Ay Bombillín, Bombillín…

  2. kronfleis dice:

    Qué travieso es Bombillín…XD

Deja tu comentario