La propiedad asociativa se disuelve

21 junio 2010 por Xabi Luna en Ciencia y Tecnología

Las matemáticas hacen aguas en época de crisis. Las integrales y derivadas ya no saben por dónde les da el aire y lo mismo te derivan que te integran, es de locos; por su parte, las fracciones en lo referente a nuestros sueldos, padecen la enfermedad de las cartucheras, o coloquialmente dicho, los denominadores son más grandes y nuestros sueldos disminuyen más y más.  Sumar y multiplicar ya no será lo mismo.

Bhai Sahid se mostró muy afectado

Bhai Sahib, kurdo de nacimiento y sufí en sus ratos libres, era hasta la madrugada del 19 de junio el presidente de la propiedad asociativa. “Algún día iba a llegar, les avisé, o hacemos bien las cuentas o nos vamos al garete”.

En una de las últimas reuniones de socios se planteó la posibilidad de echar a la resta de la propiedad y así sólo sumar y multiplicar. El abogado de la resta fue claro “¿Pero qué pensáis, payasos? ¿Qué ocurrirá cuando sólo suméis pérdidas? ¿A quién llamaréis para que reste asociativamente las deudas?”. No hubo objeción a ese argumento. Pero se la metieron doblada, ya que todo el mundo sabe que si hay ganancias se suma y si hay pérdidas se resta. Y el hecho es que la resta blindó su contrato de forma vitalicia y con una cláusula de rescisión que ni la propiedad conmutativa ni la distributiva se iban a  poder permitir.

Entonces, ¿qué ha llevado a la crisis a una sociedad milenaria con la suma y la multiplicación entre sus máximos socios? “Al principio se lo tomaron muy en serio y cuando había que sumar o multiplicar lo hacían de forma asociada, daba igual cómo lo hicieras, siempre salía el mismo resultado, era algo alucinante.

“Últimamente a suma y a multiplicación se les había subido la fama a la cabeza y pasaban demasiadas noches con raíces o fracciones”

Pero últimamente se les había subido la fama a la cabeza y pasaban muchas noches con raíces o fracciones. Ya les dijimos que esas compañías no eran buenas para la empresa y mucho menos para su rendimiento, pero hay que admitir que son muy persuasivas”. El gerente se mostró muy decepcionado porque sus fichajes más significativos andaban algo desentonados.

Lo peor fue en el congreso de matemáticas de Seúl, vergonzoso fue lo menos que se oyó por el aforo del auditorio. Ver a la suma y la multiplicación colocadas de exponenciales y hasta las cejas de logaritmos neperianos dejó a la propiedad asociativa por los suelos. “Aquel fue el comienzo del fin, con suma y multiplicación borrachos de éxito y resta machacando las cuentas de la empresa, era cuestión de tiempo”.

Sahib, no descarta dejar en libertad a suma y multiplicación y entrenar a división e integral para que cambien su función y aprendan a hacer otras cosas. El tiempo dirá si la crisis no afectará a las otras propiedades o a la matemática en general y seremos todos los afectados y no habrá persona que resuelva una simple ecuación de primer grado.

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Joneame
  • Tuenti
  • Bitacoras.com
  • MSN Reporter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Live
  • RSS
  • email
  • Wikio

¿Te ha gustado esta noticia? ¡Síguenos en Facebook!

Noticias relacionadas... o no:

Deja tu comentario