La Pantera Rosa se come a sí misma

2 noviembre 2010 por jorjo en Cultura

La Pantera Rosa, símbolo de cremosidad y generador de clímax culinario de toda una generación, ha muerto a consecuencia de su propio éxito. Ella misma se ha devorado en un ataque de gula sin sentido.

La Pantera Rosa disfrazada de Enviado Especial

Uno de los mayores iconos jamás creado por una manga pastelera, vivía un tormento diario al observarse en el espejo esa esponjosa carne rosa e imaginarse la dulce crema de su interior. Deseaba su cuerpo más que Massiel un cubata.  El psiquiatra al que acudió para superar este padecimiento le recomendó que se vistiera para salir a la calle y que tomará un poco el sol que cada vez se parecía más a un alemán en Mallorca.

Este ilimitado ego interfirió negativamente en sus relaciones personales. Rompió su idilio con Bony al creerse demasiado bueno para ese bombón de oso. Su amigo Tigretón dejó de llamarla por su comportamiento altanero y chulesco. Además, los responsables de la compañía panadera Bimbo, rescindieron el contrato que les vinculaba, por solicitar en la renovación del mismo, unas exigencias salariales que excedían de toda lógica.

Miles de niños se quedarán huérfanos a la hora del recreo. Tu madre no sabrá qué elegir cuando se encuentre delante del expositor de bollería industrial. La Bella de Easo llorará amargamente, durante incontables noches, la muerte de su amante lesbiana más apasionada. Y las strippers de todo el mundo se quedarán sin su tentempié a la hora del cigarrito.

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Joneame
  • Tuenti
  • Bitacoras.com
  • MSN Reporter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Live
  • RSS
  • email
  • Wikio

¿Te ha gustado esta noticia? ¡Síguenos en Facebook!

Noticias relacionadas... o no:

Comentarios (1)

 

  1. Silvia dice:

    Buenisimo….tanto como la propia Pantera, jeje

Deja tu comentario