Koipe presenta su aceite más frígido: Koipesol Extra Virgen

5 abril 2011 por jorjo en Cultura

La  inflexible educación desarrollada por los más prestigiosos maestros aceiteros ha dado su fruto y a partir de la próxima semana se podrá saborear el nuevo y exquisito producto elaborado por Koipe, aceite extra virgen. Un aceite casto, puro y muy rico, niño.

El recipiente fálico elegido no ayudará a que se mantenga extra virgen.

El lanzamiento se hará en la localidad jienense de Andújar. No se ha querido lanzar de manera internacional por el aburrimiento que supone ir a buscarlo si cae muy lejos. Este tipo de aceite es muy apreciado por todos los amantes del conocido como oro líquido, pero a nadie le importaría untar su barra mañanera del desayuno con este aceite tan delicado y rico en proteínas.

El proceso de elaborar este tipo de aceite viene auspiciado por dos grandes empresas, la COPE y el OPUS. Siendo estas dos multinacionales las principales culpables de la salvaguarda física y psicológica de esta grasa refinada. Muchos especialistas tacharon de locos al grupo de científicos culinarios que aceptaron esta innovadora propuesta, y otros muchos no tacharon nada porque no tenían un rotulador adecuado. La facción informativamente más violenta de la cadena de radio impulsora de este fenómeno ha denominado al untuoso líquido como un ejemplo de dignidad, y una encarnación idónea de unos valores familiares que en la sociedad actual brillan por su ausencia. Una encuesta del diario Público entre otros aceites jóvenes no vírgenes ha demostrado que los aceites no saben hablar. Impactante información.

El tratamiento sufrido por este virgen se ha fundamentado en una férrea disciplina y en severos castigos. No salir con amigos, prohibición total de acercarse a un botellón, tener capado los accesos de internet a redes sociales, tener un póster de Ana Rosa Quintana encima de la cama y una alimentación basada en bromuro con guisantes. Aparte de estas exigencias el aceite ha salido rico. Tiene muchas propiedades organolépticas ya que nunca se ha auto explorado, mediante tocamientos, sus órganos. Pero por el contrario está saturado de ácidos grasos al no haber expulsado nunca de su ser estos perniciosos fluidos.

Comparte esta noticia:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Joneame
  • Tuenti
  • Bitacoras.com
  • MSN Reporter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Live
  • RSS
  • email
  • Wikio

¿Te ha gustado esta noticia? ¡Síguenos en Facebook!

Noticias relacionadas... o no:

Deja tu comentario